Mostrando entradas con la etiqueta Recreación Histórica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Recreación Histórica. Mostrar todas las entradas

martes, 7 de marzo de 2017

Entrevistando a Álvaro Martín, Artal en la serie Templarios









En mayo del año 2014, el Canal Historia apostaba por una serie que logró ocupar un lugar privilegiado en el corazón de todos los que seguimos encandilados con la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, más conocidos como Templarios; con la colaboración de cinco ilustres historiadores y del grupo de recreación histórica El Clan del Cuervo, se forjó una serie documental nutrida de seis episodios que daba a conocer todos los rincones históricos de aquellos honorables caballeros. Su trama principal se centra en las Cruzadas, focalizando el argumento en cómo un niño llegaba a ser templario; ese personaje es Artal, caballero al que Álvaro Martín da vida durante el titánico rodaje. Durante la mitad de los episodios de Templarios vemos como Artal va evolucionando espiritualmente desde su más tierna infancia, pasando por el monasterio donde es criado y educado.
Tengo el gran honor de contar con la colaboración de Álvaro Martín en esta entrevista, donde podremos descubrir un poco más del hombre que hay realmente detrás de Artal y de sus actuales proyectos vinculados a nuevas series. Desde aquí quiero dar las gracias a Álvaro por su tiempo y paciencia, ha sido un verdadero placer contar con tu ayuda.

1. ¿Cómo descubriste el mundo de las interpretaciones históricas?Practicando esgrima. Comencé en 1995 y ahí conocí a Miguel Díaz de Espada (Hugo de Payns en la serie) y a la gente de El Clan del Cuervo.
Junto a ellos, formamos Lvdvs Hispaniense, un grupo de recreación centrado en los combates gladiatorios bastante cañero, con el cual estuvimos pasándolo genial durante unos años.
El Clan del Cuervo es un referente a nivel nacional dentro de la recreación histórica y siempre he colaborado con ellos cuando he podido y me han invitado, bien sea para documentales, lucha escénica o lo que fuera.

2. En el transcurso de la trama que envuelve a los capítulos de "Templarios", se percibe claramente la evolución espiritual creciente y constante de Artal ¿necesitaste algún tipo de preparación específica para poder armar y dar vida a tu personaje en ese sentido? 
La verdad es que Israel del Santo, director y guionista de la serie, sabe cómo sacar eso mismo de todos los que interpretamos a algún personaje en el documental. ¡Si sigues sus instrucciones es muy fácil! jeje.
Yo me imaginaba a Artal con miedo, pero a la vez lleno de entusiasmo, con una fe y con una convicción absoluta en que todo lo que hacía tenía un sentido más allá de de su propia persona. Me lo imagino dando por sus nuevos hermanos hasta su último aliento aunque no fuera lo mejor para su persona.

3. Teniendo en cuenta que en este tipo de trabajos enfocados principalmente en la historia, es primordial explicar y dar a conocer los episodios bélicos para poder comprender el resto del segmento histórico, ¿qué preparación física has precisado? ¿Se puede decir que ahora tienes destreza con armas de antaño como por ejemplo con la espada? 
Jeje, es más bien al contrario. La destreza con las armas ya la traía de antes. Vengo del mundo de las artes marciales y la lucha con armas, con el tiempo empecé a llevarlo al mundo escénico, ya que me divertía mucho más.

4. ¿Qué ha sido lo más complicado en la interpretación de Artal? 
¡¡Rodar en invierno en la sierra de Madrid!! Soy muy friolero.

5. Durante un rodaje supongo que las horas dan para infinidad de momentos únicos ¿recuerdas con especial cariño alguna anécdota de tu paso por Templarios?
A los meses de haber terminado de estar rodando en uno de los monasterios junto con los monjes, los cuales hasta nos prestaron sus hábitos para vestuario, estaba paseando por Madrid y empecé a escuchar que alguien gritaba ¡Artal, Artal! me dí la vuelta y me encontré al Abad del monasterio, jejeje la verdad que era un tío muy majo y estuvimos hablando unos minutos.
Me hizo ilusión encontrármelo fuera de allí.

Parte del equipo de Templarios


6. Cuando un personaje tiene tanta fuerza, debe ser complicado el hecho de tener que darle vida forjando su personalidad desde cero y eso conlleva nutrirse de información; de todo cuanto has leído acerca de la Orden del Temple ¿hay algo que se te haya quedado grabado especialmente?
No había leído mucho sobre la Orden hasta entonces. Pero me impresionó el fanatismo que podían llegar a desarrollar.
Me llamó mucho la atención el ritual que tenían para convertirte en monje guerrero, lo que ello significaba y las razones por las que lo realizaban así.

7. ¿Alguna de las escenas te ha logrado aportar algo como persona o a nivel espiritual? ¿A nivel espiritual? 
Nada, me ha hecho reafirmarme en mi convicción de lo malas que son las religiones. Como persona, me quedo con el equipo y la gente que conocí durante el rodaje. Espero seguir manteniendo relación personal y laboral con ellos durante mucho tiempo.

8. En documentales realizados con esta nueva estructura a modo de serie que escapa de la voz en off y de las imágenes a vista de pájaro ¿crees que se logra trasmitir más y en definitiva alcanzar algún punto superior de la curiosidad de los espectadores que con los documentales tradicionales? 
Por supuesto, te atrapan con más fuerza. Ahora mismo si quieres llegar a un público amplio tienes que utilizar este formato para los documentales históricos. Lo difícil es no caer en el absurdo. Algo que no ha ocurrido con Templarios.

9. Tras un día de trabajo finalmente se apagan los focos, hora de volver a casa, en ese momento en el que cierras la puerta y todo queda en el lugar de rodaje ¿te cuesta mucho desconectar de tu personaje o por el contrario es algo que te resulta fácil? 
Uy, la verdad es que no tuve nunca ese problema.

10. ¿Volveremos a verte pronto en algún proyecto de tintes medievales? ¿qué personajes te gustaría encarnar en futuros trabajos? 
Estamos rodando ahora mismo CONQUISTADORES: ADVENTUM, una serie de TV sobre los primeros años de la conquista de América, desde Colón hasta Cortés, pasando por Magallanes y Elcano, Nuñez de Balboa, Alonso de Ojeda...¡¡Va a dar mucho que hablar!!. No se ha hecho nada parecido hasta la fecha sobre esta etapa de nuestra historia.
Hemos estado rodando en el Amazonas brasileño durante dos meses y continuamos haciéndolo ahora mismo por España. La produce Movistar Plus, la dirige también Israel del Santo y se emitirá en octubre o noviembre de este año en Movistar #0. En esta serie, a parte de tener un papel pequeño, trabajo junto a Miguel Diaz de Espada en la coordinación de las escenas de acción. También participa en ella El Clan del Cuervo. En cuanto a qué personaje histórico me gustaría encarnar... no lo sé, alguno muy malo y retorcido, Torquemada o alguien peor.

Álvaro Martín dando vida a Artal en Templarios

miércoles, 31 de agosto de 2016

Entrevistando a Marco Almansa, Optio de la legión romana en recreación histórica

Hace un par de semanas publiqué una entrevista con Oscar Madrid, gladiador de recreación histórica; la misión de aquello fue prácticamente llegar un poco más a los lectores con el fin de invitar a que se conociera más el asunto de las recreaciones, ya que considero que en la sociedad en la que vivimos se ha perdido por completo el estandarte de valores culturales que había hace algunas décadas, y ahora solo cobran importancia las muestras anticulturales o carentes de sentido humano alguno, esas donde figurar por factores negativos y amorales es la máxima prioridad. Pero los vericuetos que conducen hasta el punto en el que los ayuntamientos contratan nefastas muestras de desidia social hacia el ámbito cultural, habitualmente están transitados por una profunda desinformación; por lo tanto he pensado en hacer una serie de entrevistas ligadas a las recreaciones históricas. Es un ámbito muy amplio en el que estoy segura que si te gusta la historia, verás reflejado alguno de esos capítulos de los que tanto has leído e indagado. Hoy le toca el turno a la gloriosa legión romana, de la mano de Marco y la asociación Antiqua Clío nos acercaremos a las entrañas de las representaciones que hacen revivir uno de los imperios más conocidos y admirados desde que el mundo empezó a caminar. Quiero dar las gracias a Marco por compartir con nosotros parte de su tiempo y hacer posible que una vez más aprendamos algo nuevo al finalizar la lectura de este artículo.


1. A juzgar por las fotografías se podría decir que llevas mucho tiempo preparando y perfeccionando vuestra puesta en escena, ¿cómo se va dando forma a un proyecto después de la confirmación con la persona que os contrata?
Pues llevo ya unos 10 años en recreación romana y sumando. La articulación de un evento no es nada sencilla, es hablar con la organización, gestionar el alojamiento, dineros, manutención, pernoctas, actividades, que cuadren con otros grupos o asociaciones, y al final, configurar una satisfacción general para todos. Ya que si disfrutamos los recreadores, podremos transmitirlo al público. También aprendemos de los errores cometidos en otros eventos, para que en el siguiente no se repita y crezcamos.

2. ¿Cómo y porqué te sumergiste en el océano de las recreaciones? 
Me sumergí en el mundo de la recreación durante la carrera universitaria en Madrid. Quise dar un paso más en mis estudios de historia de Roma, mi especialidad. Quería saber más allá de los libros, de las imágenes o vídeos que es ser un romano, en este caso, o lo más cercano. Saber qué pesa una armadura, a qué sabe la comida romana, sentirme dentro de una batalla, etc. La verdad que fue una buena experiencia el meterme en recreación, no me arrepiento y lo recomiendo encarecidamente.



3. Casi todos los que nos sentimos atraídos por la historia tenemos predilección por algunos tramos que consiguen despertar en nosotros sentimientos de manera especial, ¿qué es aquello que te atrae tanto del Imperio Romano? 
 La verdad que todo comenzó gracias a un profesor del colegio, D. José María y que me enseñó historia de una manera distinta. Desde entonces mi interés educativo fue por la historia y no por las ciencias, como iba en primer lugar. Fue Roma la parte de la Historia que más me atrajo, como una luz tras un túnel. Tras descubrir más sobre Roma, me cautivó hasta hoy, y como consecuencia de ello, estoy haciendo una tesis doctoral sobre Roma, un libro sobre legionarios, un programa radiofónico en Radio Argo sobre el tema, etc.

4. ¿Cómo describirías un día de trabajo completo con tus compañeros dentro de tu agrupación? 
Como en todas las asociaciones existe un trabajo en equipo que es necesario para el buen funcionamiento de la misma. En la Asociación Antiqua Clío tenemos una premisa, trabajamos todos por todos, de esta forma siempre hay un cuidado de la misma y sus detalles. La verdad que, aunque hay que hacer la carga y descarga de furgoneta o vehículos, al final siempre es más gratificante encontrarte con las personas que compartes esta afición.

5. Dicen que el ser humano es capaz de exprimir cualquier momento convirtiéndolo en un instante valioso ya que de todo se puede aprender ¿recuerdas algunas anécdotas tanto positivas como negativas con las que hayas terminado por aprender algo de manera especial? 
Anécdotas hay muchas en general, pero me quedo sobre todo con aquellas que, de forma positiva, se sonsacan cuando tienes un público entregado y que te felicitan cuando se da la explicación. Al margen de eso, el aprendizaje que se puede obtener de aquellas personas que preguntan, que curiosean por la historia y que siempre enseñan un aspecto personal de lo aprendido por esa persona cuando era pequeño o recientemente. Por el lado negativo, la verdad es ver a algunas personas no respetar el material que se muestra, llamarles la atención y den alguna respuesta poco educada. Pero si de anécdotas graciosas se refiere, una vez en un desfile nos dijeron “Esos son los que mataron a Jesús” y en otras ocasiones similares: “¿Vosotros sois espartanos?”, “¿Con esa escoba en la cabeza barrerás muy bien la casa, no?”, “¿Qué lleváis debajo de esas falditas?”


6. Contando que las recreaciones históricas están sujetas a un amplio abanico de temáticas, es de suponer que cada grupo debe preparar de manera diferente sus personajes ¿cómo lo hacéis dentro de tu agrupación? ¿Piensas que se requiere algún tipo de puesta a punto psicológica? 
La preparación más que de personajes es grupal. Existen entrenamientos físicos que hacemos como si fuéramos legionarios, con un equipo, entrenamos combates, movimientos, formaciones, estrategias, etc. De esta forma cuando tenemos un evento, los legionarios saben qué hacer. Aunque siempre hay alguno que otro que se equivoca o se despista, para eso ya están los oficiales, para llamarles la atención, dándoles con la vara en el escudo o en la armadura o casco. Y a las malas, castigos varios de forma pública pero que realmente asumen por el rol que les toca. Evidentemente, también tenemos un aprendizaje teórico que se le da a cada legionario, y previo al evento, para que todos tengamos un conocimiento básico de lo que haremos, etc.

7. Al compás de los pasos que recorren los caminos y las encrucijadas de la historia vemos constantemente como las creencias religiosas van jugando un papel crucial y a destacar en casi todos los aspectos bélicos que han sacudido al mundo tanto en la antigüedad como en la actualidad ¿qué rol mantuvo el aspecto religioso en la legión romana? 
La religión en el mundo antiguo en general es fundamental para entender la vida cotidiana, social y económica de cualquier cultura. Si bien es cierto, en el tema militar juega un papel esencial, ya que por ejemplo los estandartes son elementos, no sólo señalizadores de movimientos, sino como símbolos religiosos a adorar, sobre todo el Aquila (Águila de la Legión) y la Imago (Imagen del emperador). En la Asociación tenemos muy en cuenta el tema religioso dentro y fuera del ámbito militar. De hecho soy uno de los sacerdotes de Antiqua Clío y el primero en recrear ciertos tipos de sacerdotes en España y Europa que no se han hecho ni repetido aún. La religión en la recreación histórica se hace poco, y en el mundo antiguo en general y romano en particular rige la vida, pero no por la creencia, sino por la superstición. De hecho soy más partidario de que los romanos practicaban los ritos por superstición que por devoción a las divinidades.

8. Gracias a las recreaciones históricas vemos el esqueleto de lo que fue el glorioso Imperio Romano reconstruido entre bambalinas, ¿cómo era un día en la vida de un legionario romano? 
La vida de un legionario romano es bastante compleja y emocionante, al menos, desde nuestro punto de vista. El legionario es levantado, igual que hacemos en nuestra asociación, a toque de cornu (especie de trompeta en forma de espiral) que también es usada en batalla. Se desayuna y empieza el entrenamiento o evento (en caso de reconstrucción). El entrenamiento consiste en formaciones, combate delante del palus (palo largo de 1,70-80m donde se dan estocadas con la espada y golpes de escudo imitando a un contrincante). También están limpiando su equipo (es fundamental tenerlo limpio, sin oxido, etc.), comer, tenían su tiempo de ocio y descanso, etc. Cuando no entrenaban también construían, hay que desmitificar al soldado en general, pero al romano en particular, que siempre están combatiendo. También se forman, ya que el legionario romano debía saber leer y escribir para entrar en la legión o durar dentro de ella y ascender en el escalafón, como hoy en día. Los legionarios que están en la construcción, están en proceso de edificación de su campamento, de calzadas, edificios varios no solo militares, vigilancia, etc. Son tareas que hacen los legionarios y que poco se conoce.

9. Entiendo que a lo largo del tiempo que llevas recreando habrás visto todo tipo de cosas dentro del mundo de las recreaciones históricas, ¿qué cambiarías para fomentar la unión entre los diferentes grupos dentro de un mismo tramo de la historia? 
La verdad que cambiaría ciertos conflictos entre grupos por temas económicos, envidias y egos. Son cuestiones que, no sólo pasa en España, sino en Europa en general. Tampoco quiero asustar, pero es una constante en el ser humano en ésta y otras aficiones o situaciones laborales y sociales del mundo real. A los recreadores nos gusta hacer la guerra civil igual que los antiguos romanos, pero es algo que no sólo es en el mundo antiguo, se puede extrapolar a otras etapas recreadas. El pisotear a otros grupos, boicotearles, negarles evento es algo muy feo, a no ser que ese grupo no tenga calidad, etc. La verdad que cambiaría los rifirrafes, al menos en lo que a recreación se refiere (en lo personal puede haberlos), en pro de una colaboración, que no unificación, de los grupos.

10. Cada día se dan a conocer más métodos de adoctrinamiento mental en los que os temas más disipados con los culturales y diría que en ocasiones con casi inexistentes, ¿piensas que el Gobierno debería dejar de invertir cantidades insultantes en actividades arcaicas o sin ningún fin benévolo para la educación y formación de los españoles, y comenzar a destinar más fondos a las actividades que rodean a la recreación histórica? ¿Sería posible devolver con estas representaciones el interés por la cultura a la sociedad? 
Creo que no sólo el gobierno actual del Estado, sino de las distintas comunidades o ciudades deberían devolver al pueblo la historia, cultura y poder así, tener un país más fuerte en enseñanza, innovación y conocimiento. Es necesario fomentar las HUMANIDADES en general, también la ciencia por supuesto, pero como la tónica frecuente hoy por hoy es la de desinvertir en las Letras. Esto hace que cada vez menos gente tenga el poder o capacidad de conocer la Historia, el pensar, el tener una actitud crítica (eso molesta mucho a los gobiernos) para tenernos como borreguitos a su antojo. La verdad que en vez de dar dinero a organizaciones o asociaciones que nada aportan, o los casos de corrupción, etc. se debe invertir en que cada rincón de este país tenga su historia bien hecha, su turismo cultural (que da dinero y da puestos de trabajo, aunque parezca que no) tener una gente culta, que avance en su historia y a prenda de la misma. La recreación histórica, sea de la etapa que sea, es fundamental para enseñar historia de una forma que en las escuelas no se puede hacer, a no ser que nos inviten (que ha pasado) a dar alguna charla de forma puntual. La historia debe ser enseñada no como fechas, datos y poco más, sino como un conjunto de hechos que se interrelacionan entre sí, además de que con la recreación se puede sentir y tocar la historia en directo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...